Joseba Sarrionandia

Joseba Sarrionandia
Photo of joseba sarrionandia1
«Nunca he tomado la decisión de ser escritor. Cuando di mis primeros pasos, escribir no se tenía por oficio; yo era estudiante, y la escritura, una forma más con la que la militancia generosa de aquella época abordaba los campos de la política y de la cultura. Desde algunas perspectivas profesionales actuales, quizás se recuerde aquella militancia como un sacrificio, e incluso dé lástima, pero vivíamos felices, como los amantes sin dinero.Luego seguí escribiendo en la cárcel, era presidiario de profesión y escribía para olvidar un poco aquella condición. Y después, de nuevo libre, de alguna manera libre, no he tenido más remedio que ser fugitivo de profesión, y nada ha estado ni está más presente en mi vida que la escritura. Pero no diría que soy escritor de profesión, al menos no todavía. De serlo, soy escritor en aquel otro sentido que le diera Thomas Mann, en la medida en que escribir me resulta tremendamente difícil y costoso» (Etxeberria, Hasier, Cinco escritores vascos. Entrevistas de Hasier Etxeberria, Alberdania, 2002, página 25).

Joseba Sarrionandia es licenciado en Filología Vasca, colaborador habitual en periódicos y revistas literarias, traductor, miembro correspondiente de la Real Academia de la Lengua Vasca y cofundador, junto a Atxaga y otros, del grupo literario Pott. Estuvo encarcelado por ser miembro de ETA desde el año 1980 hasta su fuga en 1985. Es la suya una trayectoria literaria que, junto a los géneros tradicionales (poesía, narrativa, ensayo), gusta de experimentar y proponer textos híbridos representativos de una concepción innovadora de la literatura. Ni ez naiz hemengoa (Yo no soy de aquí, Hiru, 1985), Marginalia (1988), Ez gara geure baitakoak (No somos de nosotros mismos, 1989) y Han izanik hona naiz (De allí mismo vengo, 1992) son algunas de sus obras que presentan esa tendencia a la hibridación. Otros textos nos recuerdan que Sarrionandia es un reconocido poeta que merece un lugar destacado en el actual panorama literario vasco. La lectura de sus libros de poemas Izuen gordelekuetan barrena (En los refugios del miedo, 1984), Marinel zaharrak (Viejos marineros, 1987), Gartzelako poemak (Poemas de la cárcel, 1992) y Hnuy illa nyha majh yahoo (1995) nos revela que Sarrionandia es un viajero incansable de las geografías literarias, un marino deslumbrado por un océano de ideas poéticas. Narrazioak (Narraciones, 1983), Atabala eta euria (El tambor y la lluvia), 1986) e Ifar Aldeko orduak (Las horas del norte, 1991) son sus libros de cuentos más conocidos. (Biografía, in Olaziregi, M.J. (ed.) (2005) Pintxos. Nuevos cuentos vascos, Lengua de Trapo, Madrid.)

La suya es una prosa poética llena de metáforas e imágenes sugerentes, una prosa que incorpora elementos fantásticos y referencias a leyendas y cuentos tradicionales. El Lector encontrará en ella sirenas y viejos marinos que delatan las afinidades del autor con autores como Samuel Taylor Coleridge o Herman Melville, personajes como Ginebra o Galahad que rinden homenaje a narraciones del ciclo artúrico, escenarios lúgubres que recuerdan a los relatos de Poe... o cuentos metanarrativos originales. Precisamente, es un viejo marino el que protagoniza el cuento que hemos incluido en esta antología y, aunque no se percibe ningún albatros de mal agüero rondando a los personajes (comparar con Coleridge), el lector temerá el fatal desenlace de la historia. Junto a esta narración, dos microrrelatos pertenecientes al libro Ez gara geure baitakoak
(No somos de nosotros mismos, 1989) completan la selección. Se trata de narraciones más recientes que sirven para mostrar la clara evolución que ha tenido la prosa del autor hacia poéticas y voces más posmodernas que gustan de la ironía y del pastiche. Son relatos brevísimos en los que se puede percibir la tendencia a la hibridación de muchos de los textos de Sarrionandia, relatos de una intensidad y agudeza impactante. El primero de ellos, «Pelea de carneros», sirvió de inspiración para el cortometraje que se incluyó en La pelota vasca, de Julio Medem. El segundo, «Durango 1937», tiene la fuerza y violencia de los hechos que se narran en él.











© University of Wales, Aberystwyth 2002-2009       home  |  e-mail us  |  back to top
site by CHL